Aprender inglés para el trabajo: cómo se trata

Si bien la inteligencia, el cariño o bien aun la buena apariencia siempre y en toda circunstancia pueden asistirte a buscar empleo en el extranjero, hay otro factor, tal vez aun más importante: saber comunicarte en inglés. Salvo que te limites a trabajar en un país sudamericano, la enorme mayoría de los trabajos en el extranjero requieren un buen conocimiento del inglés. El inconveniente es que en España no se enseña bien el inglés y como tal el de España de los españoles los deja bastante en desventaja en frente de otras nacionalidades europeas en el mercado de trabajo internacional.

Si los cursos de inglés que se ofrecen en la villa de Madrid (por poner un ejemplo en el International House) o bien en el habitual British School de la ciudad de Londres son carísimos, ¿de qué forma se puede aprender inglés de forma eficaz y económica?
La buena nueva es que la necesidad de efectuar un curso de idiomas tradicional ya no es obligatoria. Además de esto, muchos cursos de inglés no consiguen los resultados deseados. Tras dar más de cinco años de clases de inglés, tanto en Inglaterra como en España y en otros países, he sentido que mis pupilos avanzan muy poco a poco. ¿Por el hecho de que? Por último, no por el hecho de que haya sido un mal maestro (¡espero!), Sino más bien por el hecho de que es realmente difícil en una clase de ocho o bien doce pupilos, unas horas por semana, aprender a gran ritmo. Aun las lecciones presenciales en la ciudad de Londres, que se supone que son más intensivas con quince-veinte lecciones a la semana, no garantizan los resultados aguardados. ¿Y por qué razón? Bueno, no por el hecho de que los profesores sean necesariamente malos, sino más bien por el hecho de que aun estas lecciones no corresponden a la intensidad precisa para aprender un idioma bien y de forma rápida.

Aprender un idioma de forma rápida requiere una inmersión total, que ni tan siquiera las lecciones presenciales en Inglaterra pueden asegurar. Por poner un ejemplo, fuera de clase, los españoles tienden a estar con otros españoles o bien, en el mejor caso, con otros extranjeros. El pasado día, en el metro de la ciudad de Londres, escuché la próxima charla entre un francés y un español: ‘Ello Juan’, appy birday! », Afirma el francés. «Tanque shoo, tío», responde el de España. Cuando menos conforme sus acentos, ¡supongo que eran franceses y también italianos! Para resumir, tomar un curso de idiomas no garantiza tener el contacto con los nativos, lo que es preciso para aprender de forma rápida a charlar el idioma como verdaderamente lo charlan los nativos.

ES TODO O bien NADA (Es todo o bien nada)
Si verdaderamente deseas progresar tu nivel de inglés de manera significativa a lo largo de un periodo corto de unos tres o bien seis meses, deberás poner tu determinación y fuerza. Mas si es creativo y conocedor, por lo menos no debe sacar todo el dinero de su bolsillo.

Aprovecha Internet al máximo
Internet es una enorme herramienta para aprender un idioma. Para aquellos que aún tienen un nivel muy básico de inglés, existen incontables cursos online que son geniales y, como es natural, gratis. Echa una ojeada a webs como bbc.com, lingobongo.com o bien euroresidentes.com y experimenta un tanto con los diferentes cursos libres en línea hasta hallar el que más se amolda a tus necesidades. Euroresidents ofrece este curso de inglés gratis aparte de este weblog con vídeos sobre de qué forma vocalizar el inglés.

Hacer un trato
Si bien existen muchos españoles que desean aprender inglés, siempre y en toda circunstancia hay más ingleses que desean charlar de España. ¿Tiene temor de cometer fallos al charlar inglés con un hablante nativo? Bueno, puedes contar que por lo menos inglés, charlar de España muy mal, ¡te va a hacer sentir mejor! Existen muchas posibilidades de efectuar un intercambio, tanto en línea (por medio de sitios como lingo bongo) como presencial, donde todos y cada uno de los días en bares o bien pubs de las primordiales urbes españolas o bien inglesas se organizan intercambios. (Es muy simple buscar más información online)

Sigue practicando tus pasatiempos preferidos, mas ahora hazlo en inglés.
Una vez que tenga un conocimiento intermedio del idioma, puede empezar a perseguir sus pasatiempos preferidos en inglés. Por ejemplo, cuando llegué a España hace 4 años, empecé a proseguir mi gran pasión, el futbol, ​​a través de Marca.com. Desde ahí aprendí oraciones como “estar de Guti” – ¡solo seis meses después me percaté de que la expresión adecuada era “estar de buti”! Es indudablemente una de las maneras más interesantes de aprender un idioma, por el hecho de que aprendes conforme tus intereses y te quitas el tedio de tener que aprender con libros de texto. Merced a sitios como www.wordreference.com, tienes un diccionario gratis completísimo para registrar nuevas oraciones que aprendas a lo largo del camino. Entonces, si es un entusiasta de los deportes, consulte las páginas de deportes de los jornales en inglés (por poner un ejemplo, www.guardian.co.uk/sport), si está interesado en los negocios o bien la economía, consulte el Financial Times (www .ft .com) o bien si si ama los animales y la naturaleza, visite los sitios de The National Geographic o bien The Discovery Channel. Aunque puede valer un tanto al comienzo, con un diccionario junto a ti y un tanto de esmero, descubrirás de forma rápida qué tan veloz aprendes nuevas palabras y oraciones. Además de esto, estas expresiones se van a quedar contigo más adelante por el hecho de que las habrás aprendido en un contexto que corresponde a tus intereses.

¡Vamos … brinca a la piscina!

Finalmente, lo más esencial es no tener temor de cometer fallos y aprovechar cada ocasión para practicar tu inglés. Es una realidad que no charlarás de manera perfecta desde el comienzo mas si no te tomas demasiado de verdad entonces te vas a reír de tus fallos. ¡Aún me río el día de hoy de mi obsesión con la oración «ser de Guti»! Además de esto, aun un conocimiento muy básico de inglés basta para buscar un trabajo fácil en Inglaterra, y desde allá puedes pasar gradualmente a trabajos más ambiciosos. La aventura de Víctor, el joven alicantino que empezó a trabajar en McDonalds y acabó un año después en Bloomberg (esta historia la conté en uno de mis posts precedentes), muestra lo que se puede conseguir si uno está ya listo para saltar a la piscina.

Por último, si te agrada alguna de estas sugerencias, siempre y en toda circunstancia puedes contar con el Plan B: lograr un novio inglés. Y para eso, ¡ni tan siquiera debes salir de España! Un viaje veloz en tren a Benidorm te deja rodeado de británicos de tendencia (el último look para utilizar son chándales con medidas blancas) y saltarines (¡8 pintas de cerveza asisten en ese sentido!). De momento, es mejor centrarse en el plan A, ¿no crees? Autor: Thomas Graham

Relacionado con aprender inglés para el trabajo:

Consulta tus dudas gratis: