«Terminé la escuela de milagro»: López Obrador explicó que llegó a la presidencia gracias a una beca

El presidente Andrés Manuel López Obrador, compartió este martes en conferencia de prensa, anécdotas de su niñez. Explicó que a lo largo de un tiempo no tuvo los recursos para llenar exitosamente sus estudios, con lo que tener una beca fue lo que verdaderamente lo asistió a ser presidente el día de hoy. Al apostillar, meditó que «la educación no es un privilegio, es un derecho del pueblo y que se opone absolutamente al conservadurismo».

Por otro lado, aseguró haber podido comprobar que en ciertos medios, en especial en un artículo que leyó, se percibe que las becas no asisten a solventar el inconveniente de la educación, que se invierte demasiado dinero en ella. Sin ese sentido de que la educación va a mejorar, lo que el líder considera «Increíble este enfoque, imagínense»

El presidente se ha pronunciado claramente sobre su opinión sobre la concesión de becas, citando como una de las maneras en que muchos no abandonan la escuela. Afirmó «Me transformé en presidente pues estudié con una beca. Acabé con un milagro y eso por el apoyo».

López Obrador presta atención a estudios de población mexicana

Recorrió sus memorias con los asistentes, describiendo de qué manera vivía en casa de un colega de origen tabasco, en el Coronel Guerrero CDMX. Allá afirmó que prácticamente vivía al filo de las donaciones, para sostenerse en sus estudios. Se acomodó con otros ochenta estudiantes, recibiendo comestibles, bolsas de pan, carne y otros artículos, que comenta con gran gratitud.

Asimismo, Obrador aseguró que proseguirá impulsando la educación, pese a que los gobiernos neoliberales precedentes deseaban privatizarla, en todos y cada uno de los niveles y en el nivel universitario. A este respecto, recordó que en «su tiempo» nueve de cada diez que se presentaron ingresaron a la UNAM, y que ahora, solo dos de cada diez ingresan, el líder hizo el interrogante oratoria de por qué razón cambió la política educativa, aseveró que el propósito era que solo ingresasen quienes tuviesen el poder adquisitivo para abonar la matrícula o bien una escuela privada.

Aclaró que no está contra las escuelas privadas, todo el planeta tiene derecho, si está a su alcance, a abonar la matrícula escolar, no obstante, el Estado tiene el deber de asegurar la educación pública, con el apoyo que se merece.

Todavía queda mucho tejido por recortar para asegurar la educación a nivel universitario, donde bajo los gobiernos neoliberales, se trataba de calidad más que de cobertura. Afirmó que aunque la calidad es esencial mas asimismo el acceso, pues aun sin calidad, aun en el caso de un estudiante que por sus condiciones económicas y sociales llega tarde a la universidad, el ir a la universidad, ir a la escuela, que es la segunda casa, lo lleva por el camino del bien.

Consulta tus dudas gratis: